El joven señaló que está cansado de ser sindicado como el culpable del extravío de la joven de 21 años. «Es cosa de tiempo para que se sepa la verdad», aseveró.

El pololo de Fernanda Maciel, Luis Petersen, se refirió a la desaparición de la joven de 21 años que se encontraba embarazada de siete meses al momento de su extravío el pasado 10 de febrero.

En entrevista con La Cuarta, el taxista relató que tras el misterioso extravío de su novia, el proceso «ha sido agobiador y cansador. Hace como tres semanas volvió a salir el caso de Fernanda a flote nuevamente».

Respecto a su presunta culpabilidad en los hechos, Petersen afirmó que «ni por la policía, ni por Carabineros ni por Fiscalía he sentido ese problema. Ha sido más que nada por los medios que han especulado cosas. Ellos han formado un verdadero operativo día y noche aquí en mi casa».

Además, detalló que los medios de comunicación afirmaron que encontraron sangre en el alcantarillado de su vivienda, siendo una información errónea. «Si hubiesen hallado sangre me hubiesen llevado ‘al tiro’ detenido. No se encontró nada porque no tengo nada que ver. Es cosa de tiempo para que se sepa la verdad».

En esa línea, precisó que es injusto que sea sindicado como el principal sospechoso: «Es muy incómodo que te levantes y esté lleno de periodistas. Yo les he dado entrevistas a todos, pero quiero bajar mi perfil y que sea la policía la que se preocupe del caso».

En esa línea, precisó que es injusto que sea sindicado como el principal sospechoso: «Es muy incómodo que te levantes y esté lleno de periodistas. Yo les he dado entrevistas a todos, pero quiero bajar mi perfil y que sea la policía la que se preocupe del caso».

Sumado a ello, relató que para su núcleo familiar ha sido una situación difícil, especialmente para su hijo de 14 años debido a la exposición mediática de este caso.

Finalmente, aseveró ante las interrogantes del paradero de la joven que «yo no la maté. Los carabineros habrían venido si yo hubiera sido el culpable o si tuvieran sospechas para interrogarme. Sólo periciaron mi casa y me interrogaron las primeras dos semanas, pero de ahí no han podido descubrir nada más».

 

 

Pin It on Pinterest